domingo, 16 de marzo de 2008

NOS ESTRENAREMOS "A LA POLACA"


Comentaba esta misma mañana con Txema que este año hay que probar la técnica de pesca "a la checa o a la polaca", sobre todo para no aburrirse esos días de ríos altos, poca actividad en superficie o a ninfa ligera, y poco o nulo movimiento de las pintonas.

Así que hemos investigado en la red, y esta es parte de la información que hemos encontrado:
"El bajo deberá estar compuesto por un simple monofilamento del largo de la caña que dependiendo del tipo de aguas puede oscilar entre el 0.18 al 0,14, sobre el que se colocan dos codales de un grueso inferior, situados ambos a 50 cm uno el otro y a la misma distancia del final del bajo. Estos codales se atan con un simple nudo de cirujano, que aunque no impide la formación de enredos, es uno de los mejores métodos para reducirlos.

La ninfa con mayor lastre se sitúa en el centro del aparejo, dejando el codal más alto para la ninfa menos lastrada, mientras que con la de punta, con más opciones de cambio, se juega a quitar o añadir lastre al aparejo.

La mayor rentabilidad de esta técnica se consigue rastreando el fondo de las aguas movidas, por lo que se debe equilibrar de forma perfecta el lastre usado. Si no se toca fondo, está poco lastrada, si enganchamos o no corre con soltura hay demasiado lastre.
La situación del pescador se localiza inmediatamente aguas abajo y a un lateral de la zona a pescar. Se lanza cuarenta y cinco grados agua arriba y se templa el aparejo levantando la puntera de forma que la línea no toque el agua o lo haga muy en punta. Las ninfas deben alcanzar de inmediato el fondo y derivar a la velocidad de la corriente. La caña acompaña en todo momento el recorrido manteniendo el aparejo templado, elevándose hasta que el aparejo llega a nuestra altura para descender a medida que las ninfas pescan aguas abajo. Los primeros lances se realizan usando poca línea y cubriendo las aguas inmediatas. Se repite el mismo lance pero cada vez un poco más largo. Durante la acción de pesca, debemos evitar cualquier vibración que mueva la línea ya que disimulará en parte los tirones y paradas del aparejo. La deriva aguas abajo es doblemente necesaria, ya que la tensión del aparejo carga la caña para el nuevo lance y levanta las ninfas del fondo, resultando éste uno de los momentos más productivos de la pesca.
Las tomadas se producen en cualquier momento, manifestándose con claridad; visibles retenciones y ligeros tirones. La distancia a la que se pesca evita las correcciones de línea y si estas fueran necesarias es probable que estemos pescando demasiado lejos.

Pues nada, este Miércoles probamos!!!Si os animáis, mandad vuestras ninfas más productivas para esta técnica, se agradecerá.
FERMIN

1 comentario:

Txarra dijo...

Poooozi, este año habrá que darle un ratiko (no mucho) a esta técnica, que aunque seguro que es muy productiva, no deja de ser una pesca "a cebo". Como bien dices, biene bien en esos ratos "muertos" o con el rio "poco pescable".
Esas ninfas de las fotos tienen muy buena pinta. A ver si mañana pongo unas que hice ayer